El Ciclo de la Venta

Un concepto fundamental que guía nuestro desarrollo.

Toda organización desea, primero, abastecer un determinado mercado. Para eso, busca identificar en ese mercado cuáles son los potenciales clientes, prospects o leads.

Y hacia ellos dirige su comunicación con ofertas, para convertirlos en compradores.

Todo eso implica costos.

La primera adquisición de cada prospecto no hace rentables a las empresas.

Suele suceder que algunas organizaciones no salen de ese ciclo e invierten recursos, día a día, para lograr solo compradores de única vez.

Otras, pasan a la siguiente etapa desarrollando un eficiente servicio de postventa y manteniendo la comunicación personalizada con cada comprador.

En esto consiste la fidelización, donde se busca crear un vínculo con el cliente para que repita sus compras.

Y es aquí donde se generan los ingresos –y los beneficios– en la compra repetitiva.

Un concepto fundamental que guía nuestro desarrollo.

Ciclo de la Venta